Canfali Marina Alta

Aprendizaje servicio

Aprendizaje servicio
  04/11/2019

VERÓNICA MONSONIS (*)

El libro Aprendizaje servicio (ApS): educación y compromiso cívico publicado en 2009 definía el aprendizaje-servicio como:

            “Una metodología que combina en una sola actividad el aprendizaje de contenidos, competencias y valores con la realización de tareas de servicio a la comunidad. El aprendizaje servicio parte de la idea que la ayuda mutua es un mecanismo de progreso personal, económico y social mejor que la persecución obsesiva del provecho individual”.

            - Según la definición de la fundación vasca Zerbikas (2009):

            - Integra el servicio a la comunidad con el aprendizaje de contenidos, habilidades y valores.

            - Funde intencionalidad pedagógica y solidaria.

            - Combina aprendizaje y servicio a la comunidad en un mismo proyecto.

            - Es un proyecto educativo con utilidad social.

            - Vincula el aprendizaje al ejercicio de la ciudadanía activa.

            Como se ve en ambas definiciones y diferenciándose del Aprendizaje Basado en Problemas que ya se utiliza en muchos colegios, el Aprendizaje Servicio hace hincapié el alumnado motivado hacia una problemática actúa sobre el entorno con intención de mejorarlo, enfatizando así el su utilidad social.

            Aprendizaje y Servicio Solidario es, en definitiva, un modelo educativo que adquiere sentido a partir de la integración de sus componentes:

            - Aprendizaje: tiene una intencionalidad educativa explícita, vinculada a la adquisición de conocimientos, habilidades, actitudes y valores.

            - Servicio Solidario: moviliza el interés de sus protagonistas hacia un servicio a la comunidad.

            - Aprendizaje y Servicio Solidario: vincula el aprendizaje al ejercicio de la ciudadanía activa.

            Sería interesante plantearnos aplicar métodos sobre los que se trabajen paralelamente los valores de otro modo como a través de la Educación Emocional. Actualmente en muchas escuelas se aborda ya desde el primer ciclo de Educación Infantil, el ABP, enfatizando el aspecto cooperativo de éste.

            Si consiguiéramos aplicarlo y desarrollar el carácter solidario, la compasión y la empatía por el prójimo y por uno mismo, podríamos hacer frente a cantidad de problemas tan actuales como el acoso escolar o la violencia de género.

            Nos queda un arduo camino por delante dentro de la educación, sobre todo a las mamás, papás y docentes que recién llegamos a este mundo en el que el desarrollo de las niñas y niños avanza a pasos agigantados.

(*) Psicóloga. Máster en Psicología Clínica y especializada en Educación Emocional y en Atención Temprana.

Cercar notícies
Agenda