Canfali Marina Alta

Los mitos y las falsas creencias más difundidos sobre las comidas

Los mitos y las falsas creencias más difundidos sobre las comidas
  18/08/2019

INÉS ROIG (*)

Hay que desmentir los mitos y falsas creencias más difundidos sobre las comidas. La proliferación de estos bulos puede tener consecuencias para la salud.

            Estas son algunas de las falsedades más virales que hay que desmentir:

            ¿Se puede comer plátano en una dieta?

            Sí, se puede. Un plátano de tamaño mediano proporciona 105 calorías. Es, además, una fruta que contiene mucha fibra, lo que ayuda a mantener hábitos intestinales regulares y que aporta saciedad, un factor esencial en una dieta en la que el objetivo es bajar peso.

            ¿El melón y la sandía son indigestos por la noche?

            Falso, son frutas que se pueden ingerir en cualquier momento del día. El único problema que puede causar tomar una gran cantidad de melón o sandía durante la cena, advierte la guía, es que te tengas que levantar al baño en mitad de la noche, porque su componente principal es el agua.

            ¿Puedo tomar pollo si padezco problemas hormonales?

            Sí, se puede tomar pollo. Europa prohibió el uso de anabolizantes tradicionales, los productos hormonales y los beta agonistas como promotores del crecimiento en todas las especies productivas. Es decir, en Europa no hay hormonas en la carne.

            ¿El zumo de limón depura?

            No, ni depura ni cura enfermedades. El limón tiene una cantidad importante de E-330 pero se puede encontrar también en muchos otros alimentos, por lo que no hay ningún nutriente en él que justifique cualquier efecto depurador en el organismo.

            ¿Los edulcorantes son nocivos para la salud?

            Todos los aditivos son seguros, incluidos los edulcorantes. Sin embargo, el hecho de que sean seguros no implica que sean necesarios: Actualmente, el umbral de dulzor que requerimos para los alimentos es muy elevado. El único riesgo es que no seamos capaces de descubrir el sabor real del producto porque lo enmascaramos con ese dulzor y cuando no lo encontremos con edulcorantes, lo haremos con azúcar.

            ¿Existen “superalimentos”?

            No, no existe ningún alimento que por sí mismo merezca la categoría de superalimento. Ni la espirulina, ni el té marcha, ni las publicitadas chía o bayas de goji lo son. Ningún alimento es imprescindible y, por supuesto, ningún alimento tiene propiedades extra a las habituales por más milenarios que sean o de países con nombres inhóspitos vengan.

(*) Farmacia Las Marinas.

Cercar notícies
Agenda