Canfali Marina Alta

La emergencia social se triplica en Xàbia con la crisis sanitaria

La emergencia social se triplica en Xàbia con la crisis sanitaria
  20/04/2020
El departamento municipal cambia el protocolo para dar respuesta en 24 horas a las solicitudes de ayuda

La crisis sanitaria está pasando factura a las familias más necesitadas de Xàbia. La demanda de ayuda ha crecido en las últimas semanas y actualmente son casi 500 las familias que necesitan atención social, casi el triple que en el periodo pre pandemia. El departamento de Servicios Sociales también ha tenido que multiplicar esfuerzos y reestructurar el equipo de personal para dar una respuesta eficaz y lo más ágil posible al número de peticiones de ayuda.

El alcalde, José Chulvi, ha venido reiterando prácticamente desde el arranque de la crisis que la emergencia sanitaria está cubierta, al menos en el capítulo presupuestaria -dispone de hasta 2,8 millones de euros del superávit presupuestario para invertir en el departamento-. Pero la situación exige un esfuerzo extra en todos los sentidos. 

Para poder sacar adelante el gran volumen de trabajo en Servicios Sociales trabajan mañana y tarde, según explica la concejala responsable, Rita Berruti, quien ha querido poner en valor el gran trabajo que está realizando su equipo. Gran parte de la plantilla del Centro Social está reforzando al equipo base en la tramitación de las ayudas de emergencias. 

El protocolo para solicitud de ayuda se ha modificado para poder dar una respuesta antes de las 24 horas. A partir de ahí, se les entregan vales de alimentación y productos de higiene, o en su caso de medicamentos. También colaboran Cruz Roja y Cáritas, cuyo voluntariado está al pie del cañón para dar respuesta a sus usuarios y a las nuevas necesidades en medio de esta situación sin precedentes.

Otro de los flancos en los que da cobertura el departamento municipal es en alojamiento de emergencia. De momento se ha habilitado un albergue provisional en un inmueble de Balcón al Mar para dar techo a personas que no tenían casa o malvivían en una infravivienda, hasta poder reubicarlos en algún albergue. El número de acogidos oscila cada día. A fecha de hoy son 8 personas las que utilizan este servicio, que incluye manutención, lavandería, seguimiento médico y atención las 24 horas del día. 

Un servicio que se ha revelado como esencial  durante esta crisis es el de ayuda a domicilio. En algunos casos los usuarios se dieron de baja voluntaria al estar la familia en confinamiento y pudiendo atenderles. No obstante, han aparecido otros casos de personas solas, mayores, sin apoyo familiar y que requieren cuidados.  Desde Servicios Sociales priorizan este tipo de atención para que la persona pueda seguir en su domicilio y se evite el ingreso en residencias.

También el programa Radars funciona a pleno rendimiento, realizando el seguimiento telefónico a más de cincuenta mayores que carecen de familia o redes de apoyo. 

Desde el departamento se platean el nuevo mapa de necesidades que dejará esta crisis. Así pues, además del fuerte aumento de demanda en prestaciones económicas o del servicio de ayuda a domicilio, habrá que reforzar el área que se encarga de tramitar las solicitudes de dependencia que están paralizadas (están suspendidas las visitas a domicilio que se hacían para valorar los casos).

  A pesar de que el grueso de la gestión se está centrando en estas atenciones, desde el Centro Social se mantienen todos los servicios habituales: apoyo psicológico, asesoramiento jurídico, oficina de la vivienda, familia e infancia, apoyo a los usuarios del Tapis, prevención de conductas adictivas, atención al inmigrante.

Buscar noticias
Agenda