La cosmética natural de Pedro Catalá recorre el mundo desde Ondara

La cosmética natural de Pedro Catalá recorre el mundo desde Ondara
  02/07/2020

La marca de cosméticos que seduce a actrices de cinemacrea un espray higienizando libre de alcohol y una protección para los labios castigados por la mascareta

“Hay que viajar para conocer e inspirarse, pero también hay que valorar mucho más nuestro territorio” 

LLUÍS PONS

Su pasión por la botánica, el aprecio de la biodiversidad natural del entorno más próximo y la inspiración de un gran botánico como fue Joan Pellicer -con quién recorrió buena parte del territorio valenciano- marcaron los orígenes de la trayectoria del farmacéutico de Ondara Pedro Catalá, creador de una línea de cosméticos naturales -TwelveBeauty- de reconocido prestigio que se ha extendido por todo el mundo. Precisamente el nombre de la marca tiene que ver con los doce ingredientes naturales que utiliza para elaborar una gamma de productos que se han abierto camino en esta disciplina que se  deriva de la ciencia de la salud. Hoy sus cremas, que se vienen principalmente en los Estados Unidos, son utilizadas por populares actrices de cine de la talla de Emma Watson, Glenn Close o Kate Hudson. Son unos productos ricos en sustancias antioxidantes e hidratantes que se extraen de plantas tradicionales que han sido estudiadas a lo largo de siglos.  

Catalá acabó los estudios de farmacéutico con un puesto grado de botánica en la Universitat de València. Allí ya dejó constancia de su inquietud por este mundo, hasta el extremo que sus profesores le abrieron las puertas al departamento de botánica donde pudo ampliar conocimientos y experiencias. Mientras tanto, con Pellicer hizo un gran trabajo de campo que lo acercó al uso tradicional de las plantas para descubrir su potencial curativo. Desprendido obtuvo un Master en Ciencia y Tecnología de Cosméticos en la universidad de Siena, en Italia, que completó con un doctorado en Nuevas Tecnologías aplicadas a la Formulación de Cosmética Natural. Trabajó como farmacéutico en un prestigioso hospital privado de Londres -lo HarleyStreetClinic, que sirvió de escenario en el rodaje de la por el•lícula Lo discurso del rey-, donde ya dejó constancia de su habilidad con la formulación de una crema corporal que ayudó a combatir las patologías de la piel que presentaban los pacientes de la planta oncológica. 

Allí empezó todo, para continuar más cerca, en Ondara, su población natal, con el montaje del estudio de formulación que puso en marcha hace ahora cinco años en una planta baja situada en el centro urbano. Desde allí distribuye sus productos por todo el mundo y ofrece además un servicio de atención y asesoramiento gratuito y directo a sus clientes. Catalá ha viajado mucho, el que le ha proporcionado muchas experiencias y conocimientos que aplica a su oficio, pero admite que es también necesario “valorar mucho más nuestro territorio”.

EL SECRETO DE LA BELLEZA BRASILEÑA 

El farmacéutico imparte conferencias y divulga sus conocimientos también a través de publicaciones en muchos periódicos y revistas especializadas. En ellas desmonta muchos de los mitos que circulan en su ámbito. Uno de ellos hace referencia al secreto de la belleza de las brasileñas, que descubrió en una excursión donde participó de la mano de la Universidad de San Paolo. Se trata del óleo de Patauà; esva apropiar de una muestra para analizarla y comprobar, finalmente, que la composición de aquel milagroso producto resultaba prácticamente idéntico a nuestro óleo de oliva.

La cultura de la cosmética está muy intoxicada por la información errónea y por los falsos expertos que han aparecido por todas partes, y que se  aprovechan en muchos casos de las redes sociales para dar a conocer sus productos. “Hay que tener mucha cura con la información porque hay muchas marcas falsas”, advierte, y porque todos los cosméticos no son beneficiosos para la persona. “El mejor es aquel que sienta bien y que se constando en el uso”, aclara. Por lo tanto, se muestra partidario de probar antes de adquirirlo y denuncia cierta falta de rigor en el sector. Por eso sus productos se vienen en tiendas más tradicionales con personal cualificado que puede asesorar y aconsejar al cliente como es debido, señala. 

LOS DESAFÍOS DEL COSMÉTICO NATURAL

Catalá no plantea una batalla abierta con la cosmética sintética, aunque insiste que una cosmética natural muy formulada puede aportar muchos beneficios a la piel. Ahora bien, esta última modalidad se enfrenta a distintos desafíos. Por un lado, a la oxidación de los ingredientes, que se pueden hacer rancios. Por otro a la reproducibilitat, puesto que, por ejemplo, un óleo de almendra no es el mismo de una temporada por la otra. Y también a la disponibilidad, puesto que no puede haber ingredientes para alcanzar todo el mundo. 

Piensa que la cosmética que se ofrece en farmacias está dominada por marcas francesas que no aportan nada y se podría mejorar. En este sentido, cree que la farmacia se tendría que acercar más a la cosmética natural. 

No todo aquello natural y tradicional es precisamente el más correcto, aclara. Por ejemplo esos jabones de elaboración casera tienen un PH muy elevado que puede resultar nocivo para la piel. O también otros productos artesanales que utilizan como perfumando el óleo esencial de lavanda que contiene cumarina, un compuesto que puede atacar la piel. 

El ESTRÉS Y LA PIEL

Cada vez, afirma, hay más problemas de carácter cutáneo. “Todo el mundo es ahora de piel más ble, y es a causa principalmente de la ansiedad y el estrés, y también de los condicionantes de la contaminación y los rayos solares que han cambiado en las últimas décadas”, subraya. “La ansiedad perjudica a la piel, y todos vuelan resultados inmediatos, y el cosmético es un remedio que presenta los efectos a un plazo mediano, a partir del primer mes de su uso”. 

Como buen profesional tiene remedio para todo. Ahora en verano recomienda utilizar un serum de textura ligera cargado con antioxidantes para neutralizar compuestos que genera la cara durante la exposición solar, y que se aplicaría antes de la protección solar que hay que renovar constantemente. También es conveniente hidratar la piel con otro producto más ligero durante el día, y por la noche aplicar un reparador para eliminar restos de los protectores solares. 

La crisis sanitaria del coronavirus también ha afectado su negocio. Se han readaptado para crear un espray higienizando para las manos libre de alcohol, además de una protección para los labios castigados bajo los efectos de la mascareta.

DE LONDRES AL RESTO DEL MUNDO

Su estancia en Londres le abrió las puertas al éxito de sus productos. También el hecho de moverse por todo el mundo aconsejando a sus clientas más ilustres. De hecho, ha participado incluso en rodajes de por el•lícules como asesor del equipo de maquillaje. De los clientes más glamurosos, destaca, “son gente muy perfeccionista y muy trabajadora, que han abrazado este estilo de vida y confían en mi opinión en cuanto a conductas y rutinas sobre la cosmética”. Hoy, su mercado principal son los Estados Unidos, donde vende bien de manera directa en tiendas o bien a través de internet. 

No considera que la suya sea una marca elitista. “Lo puede utilizar también una mujer que trabaja por ejemplo en un supermercado y que tiene gusto y le da importancia a la cosmética y a los beneficios que le aporta”, aclara. Es, matiza, una cuestión de prioridades. También muchos clientes son hombres, un mercado “muy apetecible” y que destaca porque “es mucho más rápido en la hora de decidirse por un producto, mientras que la mujer se muestra más cautelosa en la hora de comprar”. 

De los modelos cosméticos que ha conocido por todas partes se queda con los de Japón y Corea del Sur. Los japoneses tienen unos rituales sobre la belleza muy definidos y altamente sostenibles y le dan la importancia que corresponde a la pureza del agua. Mientras tanto, en Corea del Sur se pueden descubrir las tendencias que desprendido marcará el camino en Occidente.

 

¡Suscríbete!